Calentar una vivienda con electricidad puede costar el triple que hacerlo con biomasa

Durante los dos últimos años, los técnicos de la Asociación Española de Valorización Energética de la Biomasa, han recorrido más de veinte ciudades conociendo de primera mano la importancia que tiene el coste en calefacción para las familias españolas.

Explicar a los ciudadanos las ventajas económicas que tiene usar biomasa ha generado mucho más interés que exponer otras de sus virtudes, como que sus emisiones no afectan al Cambio Climático y que genera empleo en nuestras comarcas en vez de hacerlo en países a miles de kilómetros a través de multinacionales.

En provincias como Granada, Murcia, Badajoz, A Coruña,..  las viviendas no suelen disponer de un sistema de calefacción de radiadores con agua. Por lo que, para cubrir las necesidades de calor, los sistemas más utilizados son estufas de gas y radiadores eléctricos. Las necesidades térmicas medias para una vivienda de unos 100 metros cuadrados y aislamiento normal suelen ser de unos 6.500 kWh de energía al año. Tomando esta situación como ejemplo, durante los tres últimos inviernos, en los que tanto se ha comentado que el precio del petróleo era muy bajo, calentarse con una estufa de pellets ha supuesto un ahorro de 622,70 € comparado con el uso de una estufas de gas y de 2.117,11 € frente al que se ha calentado con radiadores eléctricos.

Este análisis se ha hecho teniendo en cuenta los precios del mes de diciembre. Siendo necesarios para obtener esos 6.500 kWh, 90 sacos de 15 Kg de pellet ENplus o 40 bombonas de gas butano. Para el coste de la electricidad se ha tenido en cuenta solamente el coste variable de la misma, no imputando el coste fijo.

El inicio del año 2017 viene marcado por las subidas en el precio de la electricidad y del gas, y se espera que continúe esta tendencia a lo largo del año. Algo que aumentará el gasto de todas las familias españolas que aún se calientan con radiadores eléctricos o estufas de gas.