Anselmo vive en Logroño con su mujer y sus dos hijos. Tiene una casa de 100m² bien aislada. Cada año consume 15.000 kwh de energía para calefacción, parecido a lo que consumen en cualquier ciudad del centro de España.

Anselmo analizó lo que cuesta como consumidor (con impuestos) la calefacción y el agua caliente cada año con diferentes tipos energías.

Por suerte Anselmo cambió su caldera de gasóleo por una nueva de pellets de 17kw de potencia. Cada año se está ahorrado 521€ y se siente orgulloso de generar empleo y riqueza en su provincia.

Su hermano Samuel que vive en un chalet de 200m², cambió la caldera de gas natural por una caldera de astilla hace 3 años. Se ha ahorrado 1.330 € cada año desde que la puso.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+