Pueden comprarse por unidades o palets.
El distribuidor nos los llevará a casa, o nosotros mismos podemos adquirirlos en la tienda o el hipermercado.