96 vecinos de Móstoles, municipio de Madrid con más de 200.000 habitantes, sustituyeron en 2011 la antigua caldera de gasóleo por una moderna instalación con pellets ENplus, y ya han disfrutado de sus ventajas desde el primer día. Las viviendas, agrupadas en 3 bloques construidos hace más de 30 años, comparten la sala de calderas que antes ocupaba una caldera de gasóleo de 650 kW y un consumo anual de 122.000 litros de gasóleo.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+