Se firma un contrato de venta de calor entre la ESE y la COMUNIDAD DE VECINOS para 10 años.

  • La ESE compra e instala la caldera, realiza el mantenimiento y el suministro de biocombustible
  • La COMUNIDAD DE VECINOS sólo tiene que pagar la factura por el calor consumido.

Lo normal es ahorrarse entorno a un 20% frente al gasto que tenía con gasóleo durante los años que dura el contrato.
Cuando acaba el primer contrato el ahorro será mucho mayor al haber amortizado el coste de la nueva caldera.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+